lunes, 7 de noviembre de 2011

Alicante decide apostar por medidas eficaces para restringir el tráfico motorizado


A partir del próximo 1 de enero de 2012, Alicante se convertirá en una de las primeras ciudades españolas en adoptar un plan de choque real para acabar con la contaminación provocada por los cientos de miles de vehículos que semanalmente invaden las calles de la capital alicantina, ocasionando además de atascos, ruido e inseguridad ciudadana.


Resulta paradójico que sea Alicante la ciudad más contaminada de toda la Comunidad Valenciana, incluso por delante de Valencia. (Ver http://www.diarioinformacion.com/alicante/2011/10/07/alicante-contaminada/1175859.html). Cuesta creer que una población entregada al mar, normalmente con viento de Levante, tenga niveles de contaminación más propios de grandes ciudades. Entre otros factores, se debe al enorme tráfico que soportan sus calles, favorecido por la gran cantidad de aparcamientos subterráneos construídos en los últimos años y por una política municipal (construcción de centros comerciales a las afueras de la ciudad) que favorece el uso del vehículo particular por encima de otros medios sostenibles.

Para controlar el tráfico motorizado, a partir del 1 de enero sólo se podrá acceder en vehículo privado dentro del casco urbano de la ciudad en las siguientes condiciones:

  1. Permiso por discapacidad.
  2. Permiso por maternidad.
  3. Permiso por reparto.


En el resto de circunstancias, los ciudadanos de Alicante deberán utilizar otros medios, como son el tranvía, el autobús urbano, la bicicleta, o la combinación de éstos.

Para los conductores procedentes de otras poblaciones, el Ayuntamiento habilitará miles de aparcamientos en los accesos principales de la ciudad donde los conductores podrán acceder al servicio de transporte público para circular hasta el centro.

Además de reducir la velocidad a 30 km/h en avenidas, y 20 km/h en barrios, el consistorio va a elaborar una nueva ordenanza municipal para regular la prioridad en todo el casco urbano, según el siguiente orden:

  1. Personas con alguna discapacidad
  2. Peatones
  3. Ciclistas
  4. Servicio público
    1. Bicicletas Alabici
    2. Tranvía
    3. Autobuses
    4. Taxis


Por otro lado, otra de las medidas estrella consiste en la peatonalización de la Rambla de Méndez Núñez y Maisonnave, dos de las avenidas más concurridas de la ciudad. En cuanto a la conocida "Ciclovía", que actualmente cierra al tráfico una parte de la franja litoral los domingos, se extenderá al resto del casco urbano, permitiendo el acceso motorizado sólo a residentes.

Con estas medidas, el Ayuntamiento de Alicante espera contribuir a reducir la contaminación generada por miles de vehículos motorizados, los cuales, además, provocan contaminación acústica, inseguridad y desigualdad social.

NOTA: Lamentablemente, este artículo es sólo una crítica a una ciudad insostenible, dominada por el vehículo más contundente y con altos niveles de contaminación, una ciudad que ya no es del ciudadano, el cual lucha por sobrevivirla sorteando miles de obstáculos diariamente y limitando su "uso" en pequeñas aceras muchas veces inaccesibles para personas de movilidad reducida.