jueves, 19 de abril de 2012

No se lo pongas fácil

Cable básico trenzado
Desde hace varios meses llevo observando el tipo de candado que utilizan los bicicleteros de Alacant. Pues bien, la mayoría de las bicis utilizan un sistema básico como el de la fotografía, el cual es el más propicio para los hurtos, sobretodo si sólo está amarrado el cuadro. Probablemente, sufrirás un robo a corto/medio plazo si utilizas como único elemento de protección este cable. Y es que los ladrones de bicicletas ven en este tipo los más fáciles de atacar, pues en pocos segundos pueden cortarlos.

Si lo que quieres es tener una garantía mínima de seguridad para tu bicicleta, no es necesario gastarse cientos de euros (lo cual no estaría mal, dependiendo de tu bici). Con 35-40 euros es suficiente. La clave de la seguridad de la bicicleta, aparte del tipo de cadena que utilices, es el número de éstas que utilices. Es decir, un ladrón siempre buscará principalmente bicicletas con una protección básica (cable trenzado de la foto), a continuación un cable-pitón (similar pero más grueso),... pero dejará para las últimas tentativas las bicicletas que tengan 2 protecciones de tipo medio.


Mi propuesta, además, es que utilices protecciones de dos tipos distintos: una cadena de eslabones y un pitón, o una cadena y un tipo U; de esta forma, la técnica del robo cambia en cada "ataque" y en consecuencia se disuade el intento.

Espero que te sirvan estos consejos y que puedas, así, continuar disfrutando de tu libertad sin sorpresas desagradables!