domingo, 3 de junio de 2012

Todas las calles son ciclocalles


Ciclocalle en el centro de Alicante

Las ciclocalles son calles normales donde "se recuerda" al conductor, mediante unas marcas naranjas en el centro y señales explicativas, que el ciclista tiene el mismo derecho que él de circular por ella, y por tanto, sólo es un recordatorio de lo que todos deberíamos saber: que la bici es un vehículo más y en consecuencia, ese es el lugar por donde debe transitar, nada de "pegado a la derecha", pues ello supone un riesgo añadido de golpearse con alguna puerta de otro vehículo estacionado que se abra de repente.

Reconozco que en un principio pensé "mira, el Ayuntamiento ya puede decir que ha creado el carril bici en Alicante... ¡así también lo creo yo!"... Unos meses después, y con perspectiva, puedo decir que es lo mejor que se podía hacer... ¿por qué? por varios motivos: el primero es que EN REALIDAD el lugar por donde deberían circular las bicis es por la calzada, no deberían ser necesarios los carriles bici, y menos en calles tan pequeñas como las del centro de Alicante, donde los coches no deberían circular a más de 25 km/h, velocidad completamente compatible con el uso de la bicicleta. Y segundo motivo: porque crear un carril bici en este tipo de calles supondría ELIMINAR aparcamiento, algo que de todos es sabido, crea  confrontación con los comerciantes (algún día dedicaré otra entrada a este tema).

En resumidas cuentas: si lo que queremos es que la bici sea tratada como un vehículo más en las ciudades, tenemos que empezar a entender que en realidad TODAS LAS CALLES SON CICLOCALLES, y por tanto, el ciclista tiene todo el derecho del mundo a circular por EL CENTRO o centro-derecha del carril que ocupa, según el destino de su trayecto.