miércoles, 20 de junio de 2012

I RUTA EN BICICLETA POR LA HUERTA DE ALICANTE: ASÍ FUE


Los asistentes frente Torre de Reixes. Fotografía de Neftalí Jara. 
Transitando por el camino de Benimagrell, conociendo balsas de riego, árboles centenarios, torres defensivas... Fotografía de Carlos Cuenca.


El pasado Domingo 17 de Junio, Alacant en Bici y Alicante Vivo iniciamos nuestra primera ruta conjunta en bicicleta. El objetivo de esta propuesta es aunar el impulso al uso de la bicicleta como medio de transporte (y filosofía de relación con el medio y la ciudad) con el descubrimiento de lugares, edificios, tradiciones y conocimientos históricos acerca del lugar en el que vivimos, que muchas veces nos pasan desapercibidos.





El punto de inicio: Enric de Alacant en Bici y Rubén, Alfredo y Xavi de Alicante Vivo. Fotografía de Carlos Cuenca.

Junto a Torre Águilas. Fotografía de Carlos Cuenca. 
  
Torre Águilas. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Por un estrecho carril bici de la Vía Parque formamos una hilera hasta llegar a Flora de España, el inicio del antiguo Camino de Benimagrell junto al Colegio Jesús María. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Una explicación sobre el paisaje, la vegetación y el sistema de parcelas agrícolas vinculadas a caminos que vertebraban la huerta. Fotografía de Carlos Cuenca. 
   
La participante más joven de la ruta conoció la última granja de la huerta. Fotografía de Carlos Cuenca.

El estado de la Finca Carreres refleja claramente el proceso de desaparición  de grandes edificaciones señoriales por desidia, especulación y desprotección municipal. Fotografía de Carlos Cuenca.

Así fue como surgió la idea, y el resultado fue incluso mejor de lo esperado. Más de 35 personas y 70 ruedas nos juntamos para realizar esta ruta desde la Albufereta, que nos llevaría a hacer un viaje retrospectivo de muchos siglos por los caminos que todavía perduran de este lugar milenario.






Este fue el camino que recorrimos:


Ver I Ruta en Bici - Huerta de Alicante en un mapa más grande




Os marcamos en verde la ruta seguida (10km aproximadamente) con todos los puntos que visitamos, y en naranja la parte que no llegamos a hacer, que entraba en Benimagrell.
Pulsando sobre cada lugar marcado, aparece su nombre. Es posible descargar el archivo KMZ para Google Earth o GPS aquí.

La ruta con los nombres de los lugares visitados.
Tras el recibimiento y la introducción realizada por el especialista en Torres de la Huerta, Alfredo Campello (miembro de Alicante Vivo y de la Asociación Cultural Lloixa), nos pusimos a pedalear, y los lugares visitados fueron los siguientes (pulsad en los enlaces para más información):
Parque de Solveig Nordstrom (punto de partida, junto a Lucentum), Colonia Romana, Casa Filo y Villalinda, Torre Águilas, Chinchorro, Flora de España - Camino viejo de Benimagrell, Finca Carreres - Casa Blanca, Torre Boter, Torre de Reixes, bosque de Eucaliptus, urbanización Torre Ciprés, Torre Ciprés y Ermita, Torre Mitja Lliura, Torre Placia, Torre del Bosch, Torre Juana, Torre Alameda (El de Nicolau), Torre de la Cadena, Torre Soto, Torre Capitán Boacio, Torre Cacholi, Villa García y el antiguo molino del barranco.

Acercándonos a Torre Boter. Fotografía de Carlos Cuenca.

Tuvimos la suerte de conocer a la última familia que habita permanentemente una Torre de la Huerta, nos abrieron las puertas de su casa y pudimos conocerla más a fondo. Fotografía de Carlos Cuenca.

En la puerta de Torre Boter. Fotografía de Carlos Cuenca. 

En cada rincón había una historia que contar. Fotografía de Carlos Cuenca.

Dos verdecillos, una de la aves más abundantes en nuestra zona. Son similares a los canarios y su canto también es muy parecido. Fotografía de Carlos Cuenca.


Durante el camino pudimos ver algunas aves que habitan todavía en este tranquilo lugar de la periferia urbana, donde la naturaleza todavía sobrevive ante el avance del hormigón. En la foto: ejemplares de Golondrinas dáuricas, una especie similar a la golondrina común, aunque mucho menos abundante y menos distribuida. Hacen nidos de barro con forma de botella muy curiosos. Fotografía de Carlos Cuenca. 

  
Torre de Reixes, en un estado impecable, cuidada y mantenida para la celebración de eventos. Es un ejemplo de uno de tantos otros modelos que se pueden seguir para recuperar estos Bienes de Interés Cultural protegidos, ponerlos en valor, darlos a conocer y evitar su destrucción y expolio. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 
  
Participantes en la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

La Torre del Xiprer, estableciendo su comunicación visual con la de la Mitja Lliura. Pudimos despedirnos de ella y de su ermita, puesto que si nadie lo remedia, el proceso de degradación y destrucción continuará hasta acabar con estas construcciones. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Nuevas torres y edificaciones emergen en la Huerta de Alicante destruyendo un patrimonio cultural declarado como BIC.  Fotografía de Carlos Cuenca. 

Pudimos contemplar el vergonzoso estado de Torre Placia: rodeada de chalets que impunemente se ha permitido construir sin respetar su entorno de protección, abandonada, sin su casa anexa, y ridiculizada por el urbanismo depredador. Fotografía de Carlos Cuenca.

Detalle de rejería de la puerta de acceso a la espectacular finca de Torre Soto. 

Recomendamos a los asistentes y a los que estén interesados en profundizar sobre el tema, la lectura de esta serie de artículos sobre Casas y Torres de la Huerta que publicamos en Alicante Vivo gracias a la colaboración de Antonio Campos Pardillos, y que suponen una gran fuente documental sobre nuestra huerta:

Presentación e introducción
El espacio geográfico
Los ataques de los piratas
Un poco de historia hasta el s. XVII
El agua y la huerta - Del s.XVIII al XX
Casas y Torres - Cronología y Evolución
Torres de Defensa y Refugio
Casas de Labor (XVI - XVIII) Parte I
Casas de Labor (XVI - XVIII) Parte II
Casas de Labor (XVI - XVIII) Parte III
Las Villas Residenciales (XVIII - XIX) Parte I
Las Villas Residenciales (XVIII - XIX) Parte II
Síntesis y bibliografía

También os incluimos para difundir, una excelente publicación repartida por Alicante Cultura sobre el Itinerario cultural-histórico por la Huerta, realizado por el experto Antonio Campos Pardillos:




Los atardeceres en la Huerta de Alicante son regalos únicos. El olor inconfundible de las hierbas aromáticas, la ausencia de edificaciones que tapen el horizonte hacia el Oeste... conforman un marco incomparable en peligro de desaparición. Fotografía de Carlos Cuenca. 


Tuvimos la suerte de presenciar una escena que nos recordó a tiempos pasados, con un rebaño de ovejas y cabras con el que concluimos la ruta. Fotografía de Carlos Cuenca. 

Todavía tenemos la posibilidad de que estas imágenes no desaparezcan. Fotografía de Carlos Cuenca.  

Los últimos habitantes de la huerta que siguen esperando verla florecer de nuevo. Fotografía de Carlos Cuenca.



Enric, entre los pilones que señalan un camino desaparecido que llegaba a Torre de Reixes, flanquedo por olivos centenarios, y con la reivindicación de "Salvem l'Horta" escrita. Fotografía de Carlos Cuenca.

Agradecemos a todos los asistentes a esta ruta el interés despertado por la riqueza cultural e histórica de nuestra huerta, así como su entusiasmo y propuestas de difusión de este tesoro; y en especial, a Enric Aragonés y Luis Corraleche de Alacant en Bici su gran idea y su impulso por hacerla realidad.
Sólo si se conoce el valor de nuestro patrimonio, podremos salvarlo de la destrucción a la que está condenado. 

¡Hasta la próxima ruta!

Camino de Benimagrell. Fotografía de Carlos Cuenca.

Antiguos terrenos de cultivo, hoy abandonados y vallados. Fotografía de Carlos Cuenca.

Todavía quedan muchos tesoros en nuestra huerta que debemos disfrutar, dar a conocer y ayudar a proteger. Fotografía de Carlos Cuenca.