sábado, 28 de julio de 2012

Urbanización de la Plaza de Séneca

Foto extraída del Diario Información
El 2 de marzo de 2011, el Ayuntamiento de Alicante aprobó construir un parking subterráneo bajo la plaza de Séneca. Esta intervención obligaba a la empresa adjudicataria a urbanizar la superficie de la citada plaza, con lo que la operación saldría redonda para el Consistorio.

Ayer, jueves 26 de julio de 2012, salió en prensa una noticia donde se daba a conocer que la empresa en cuestión supedita la urbanización de la plaza a la venta de al menos 258 plazas de las 640 previstas. Tras conocer esta postura, el Ayuntamiento ha decidido no acceder a tal condición y planea abordar las obras de urbanización sin acometer el parking subterráneo, pero deja caer la posibilidad de crear un parking de 100 plazas justo donde actualmente se encuentra un edificio histórico de alto valor arquitectónico.

Desde el colectivo Alacant en Bici creemos que la ciudad de Alicante tiene una sobredosis de aparcamientos, tanto gratuitos como públicos, y que además nunca se llenan. Concretamente, la zona en cuestión está literalmente rodeada de aparcamientos públicos: Maisonnave, plaza de la Montañeta, Catedrático Soler, Lonja del Puerto, y uno de menor tamaño próximo a la propia plaza de Séneca. Todos ellos a menos de 5 minutos caminando de la antigua estación de autobuses.

En consecuencia, creemos que lo que necesita la citada plaza es:

  1. Urbanizarla y abrirla a los ciudadanos de Alicante y residentes de la zona.
  2. Conservar y poner en valor los edificios históricos del lugar, como son el antiguo edificio de la estación de autobuses (ya protegido) y el edificio de Saneamientos del Puerto (lugar donde se pretende crear aparcamientos).
  3. Convertir las calles perimetrales en zona 30, con prioridad para peatones y ciclistas: Pintor Lorenzo Casanova, Portugal, Italia y Pintor Aparicio. 
  4. Reservar aparcamientos en superficie para personas de movilidad reducida.
De esta forma, la plaza y sus alrededores se convertirían en una zona de esparcimiento para el ciudadano, y un referente para la ciudad, haciendo de esta parte del corazón comercial, un lugar más amable para residentes y visitantes.