miércoles, 10 de octubre de 2012

Bonita bici clásica, pero...

Esta foto fue tomada hace unas semanas en el barrio de San Blas, se trata de una bonita bicicleta ochentera pero quizás tenga los días contados. El principal problema que la hace vulnerable al robo es el tipo de candado que utiliza su dueño/a, el cable trenzado es el menos aconsejado para proteger la bicicleta de los hurtos. Y si fuera poco, no está amarrado al cuadro, con lo que podrían llevarse el resto de la bici y  dejar la rueda delantera atada a la farola. Ya puestos, recordar que el lugar ideal para atar la bicicleta es el aparcabicis, o en su defecto, las señales de tráfico. En principio no está permitido atarlas al resto del mobiliario urbano, sobretodo evitar los bancos, papeleras... etc.

Como ésta, cientos de bicicletas están aparcadas por toda Alicante a diario con unos candados que invitan al robo. Tomemos consciencia, el candado más recomendable es el de tipo U más algún otro auxiliar disuasorio, y siempre coger el cuadro y las ruedas.