viernes, 27 de junio de 2014

Carril bici segregado: Ventajas, inconvenientes, conclusiones

El carril bici segregado es aquel que se ubica dentro de la calzada, pero separado del tráfico motorizado. Puede ser de dos tipos, con separación física o separado por una línea continua. En cualquier caso, y según la ordenanza municipal de Alicante, su uso es obligatorio por parte del ciclista.

Ventajas:
- La principal ventaja es que ofrece una sensación de seguridad y tranquilidad (discutible, algo que se explica en las desventajas), ya que al estar al margen del tráfico, el ciclista percibe que ningún vehículo motorizado se va a situar detrás de él, y mucho menos increparle por su velocidad o exigirle que se aparte a un lado.
- Habilitar carriles bici segregados implica destinar espacio en calzada para los ciclistas. Ese espacio se le suele restar a los vehículos motorizados, ya sea reduciendo el ancho de los carriles o eliminando aparcamientos en superficie. En cualquier caso, ello constituye un paso positivo hacia la Movilidad Sostenible.
- Al ofrecer sensación de seguridad y tranquilidad al ciclista, la consecuencia directa es que ejerce un efecto llamada a los ciclistas menos experimentados: niños, personas que acaban de aprender a pedalear, etc. Ello es clave para que la población empiece a usar la bicicleta de forma masiva.
- El ciclista "consume" menos cantidad de CO2 que en las ciclocalles.


Inconvenientes:
- Paradójicamente, el carril bici segregado es uno de los trazados donde más accidentes ciclistas se producen, y ello es provocado porque el ciclista es discriminado (ignorado) por parte del resto del tráfico motorizado, lo que implica que en las intersecciones no es visto por los coches y sobretodo por los vehículos de gran tamaño (fugones, camiones, autobuses), produciéndose accidentes, muchos de ellos graves (véase caso de Londres, donde se utiliza mucho este tipo de vía ciclista y donde los accidentes ciclistas se han convertido en un asunto de mucha trascendencia a nivel local).
- Si el objetivo de la Movilidad Sostenible, a grandes rasgos, es sustituir los coches por las bicis, este tipo de vías ciclistas invitan a la "coexistencia" de ambos medios, y por tanto, se aleja del objetivo mencionado de la Movilidad Sostenible ("que cada uno elija el medio de transporte que quiera" no es una buena estrategia).
- Suelen ser utilizados por Ayuntamientos que no tienen una apuesta clara respecto a la Movilidad Sostenible, es decir, que "quieren impulsar el uso de la bici" pero sin entrar en conflicto con los conductores de vehículos motorizados. Ésto no es apostar por la Movilidad Sostenible, es hacer el paripé e intentar contentar a todos los agentes, algo que es imposible. La apuesta debe ser la accesibilidad, el ciudadano, el ciclista, el transporte público. Agentes que han de mimarse si de verdad se desea conseguir una ciudad habitable y sostenible.

Conclusión:
El uso de carriles bici segregados está recomendado en los siguientes casos:
- Cuando el volumen de tráfico es alto.
- Calles de gran longitud (de aquí se excluyen calles céntricas de una ciudad como Alicante, con manzanas de 40-50 metros).
- Cuando la pendiente sea ascendente. TODOS los itinerarios sentido oeste de Alicante.
- En caso de implantarse, deben adoptarse IMPORTANTES medidas para garantizar la seguridad del ciclista en las intersecciones. Entre otras: dotar de prioridad al ciclista y marcar con elementos visuales y/o físicos los giros.