domingo, 9 de octubre de 2011

Desmontando el mito

Ciclista urbano

Existen varios argumentos frecuentemente utilizados por los alicantinos para abstenerse de utilizar el vehículo más eficiente, sano y ecológico que existe: la bicicleta. En este post voy a ir desmontando, uno a uno, todos y cada uno de ellos. ¿Me acompañas?

Allá va el primero, creo que es el que más me gusta: 

"No cojo la bici en Alicante porque tiene cuestas"

Desmontando 1: Efectivamente, Alicante tiene cuestas, y están bien localizadas: la de Media Markt, la de Isla de Corfú, la de Juan XXIII, y alguna del Pla. Poco más! El resto son cuestas que no superan el 3% de desnivel, algo que, objetivamente, está considerado perfectamente compatible con el uso de la bicicleta sin conllevar un esfuerzo físico significativo.

Desmontando 2: Si en tu trayecto tienes que pasar por una de las cuestas arriba mencionadas, tienes una gran alternativa: busca calles adyacentes o paralelas y da un pequeño rodeo. Verás que existen itinerarios alternativos que permiten sortear esas famosas pendientes con mucho menos esfuerzo.

Desmontando 3: Si no tienes alternativa, te recuerdo que puedes bajarte de la bici y utilizarla sólo para bajar las cuestas.

Desmontando 4: Si aún así sudas porque es verano y has tenido que subir alguna pendiente, puedes llevar ropa de recambio y ducharte en tu destino (la ducha del día). A la vuelta es bajadita y seguro que no sudas!

Desmontando 5: Si tu destino es la playa, no te preocupes por el sudor.

Desmontando 6: Durante 8 meses del año prácticamente no se suda si vas tranquilo y con cadencias de pedaleo suaves.


"No cojo la bici en Alicante porque hay muchos coches y es peligroso"
A pesar de lo que puedas pensar, cada vez el conductor de vehículo a motor es más sensible al tema del ciclista urbano. Sí, protestan, se cabrean... etc. Pero la realidad es que cada vez existe mayor conciencia en cuanto al respeto al biciclista. Si aún así no te fías, utiliza los itinerarios ciclistas que ha creado el Ayuntamiento. Luego nos cuentas!


"No cojo la bici en Alicante por si me la roban"
Afortunadamente, existen formas de "garantizar" la seguridad de tu bicicleta. En algún artículo se explicará con más detalle, pero mi recomendación es la siguiente: Utiliza dos cadenas, una tipo pitón (unos 30 euros) para atar la rueda trasera con el aparcabicis y otra básica, para coger la rueda delantera con el otro extremo del aparcabicis. El hecho de utilizar dos cadenas disuade bastante al ladrón, sobretodo si una de ellas tiene un grosor importante. En cuanto al sillín, puedes llevártelo contigo (ello también disuade del robo), también ponerle una pequeña cadena, o incluso sustituir la maneta por otra que implique uso de llave. Tú eliges!
Ah! Importante! Ata la bici preferentemente a los aparcabicis, y en su defecto, a las señales de tráfico. NUNCA a bancos, farolas, papeleras... etc. Ya que entonces, es posible que sea la policía quien te la quite!


"No cojo la bici porque no tengo dónde guardarla"
Utiliza el alquiler de bicis ALABICI! Son 30 o 40 euros al año (para mantenimiento), por lo demás, si los trayectos no superan la media hora (yo nunca la he superado, ni de punta a punta de Alicante), mantendrás intacto tu crédito. Las bicis podrían estar mejor cuidadas, pero se puede ir con ellas perfectamente.

¿Te he convencido?